sábado, diciembre 21, 2013

domingo, noviembre 10, 2013

No Muere el Sueño

Mi primer libro de poesía, bajo el sello Mago Editores, es un poemario dividido en tres partes, relacionadas entre sí por una mirada que registra momentos en un entorno urbano que se viste de ausencia y soledad, pero que a la vez ofrece un sinnúmero de imágenes que pueblan las ventanas, las murallas, los callejones, los letreros publicitarios, los espejos.


Lo pueden encontrar en el catálogo on line de la editorial Mago.

sábado, octubre 22, 2011

La tormentosa y costosa revisión técnica

En octubre corresponde hacerle la revisión técnica a los vehículos con patente terminada en 7. Un amigo tiene un auto con patente terminada en 7 y la historia que me contó es como para ir a incendiar la planta de revisión. Resulta que fue la primera semana de octubre y se encontró con una larga fila de autos con patentes terminadas en cualquier número menos en 7. No había una línea especial para los que venían al día con el número, ni tampoco una atención preferencial ni nada. "Póngase a la fila, no más".

Mi amigo tiene un auto nuevo, no más de tres años y menos de 40 mil kilómetros, es decir, está nuevo. Pero se lo rechazaron. "Tiene el freno de mano muy largo". ¿Qué? "Sí, tiene el freno de mano largo y no lo podemos aprobar". Bueno, estaría dentro de las posibilidades salir rechazado, si se tratara de un auto muy carreteado, pero me consta que el auto de mi amigo no lo saca ni para pasear después de llegar de la oficina.

"¿Y qué hiciste?", le pregunté creyendo que sólo eso le había pasado. "Espera", me dijo. "Además tengo que ir de nuevo y pagar casi 4 mil pesos más, aparte de lo que ya pagué".

Y tuvo que ir de nuevo, pagar los casi 4 mil pesos y esperar de nuevo a que le dijeran que había aprobado.

"Claro", me dijo, "como me regalaron el diario con eso se supone que estaba compensado de las molestias de ir dos veces, con un auto nuevo y dejar casi 20 mil pesos en las arcas de esa planta de revisión técnica". Qué estafa, para no creerlo.

lunes, agosto 22, 2011

Volantines

Llegué a mi casa y estaba el hilo colgando del techo de tejas del estacionamiento. De hecho, arrastre el hilo con mi auto. Era hilo sano, pero grueso. De buena calidad, diríamos. Pero no lo suficiente para resistir la batalla.

Me bajé del auto y agarré el hilo. Cayó un volantín en mi cabeza. Estaba en buenas condiciones. Como venía con mis hijos, se me ocurrió elevarlo con el hilo que tenía todavía. Pasé la prueba del volantín con cero falta. Igual que la del playstation. Soy todoterreno.

martes, mayo 10, 2011

Sabato sin tilde en la primera a

Para ser justos, Ernesto Sabato lo aclaró en más de una ocasión. No es esdrújula la acentuación del apellido es paroxitona o grave. De todas formas, lo importante del asunto no era cómo se escribía el apellido, sino cómo escribía el hombre que lo llevaba. Era muy bueno.

Su obra más conocida es "El Túnel" y para algunos sólo este título basta para considerarlo uno de los grandes. Y no se equivocan. Recuerden, sin tilde.